Vancouver 2010: Canadá se quita la espina y Alemania paga los platos rotos

Crónica de Moisés Molina desde Vancouver

CANADÁ 8 – ALEMANIA 2

Vancouver, 23/02/2010

Éste era un encuentro con el que los canadienses no contaban tener que jugar. Pensaban como la mayoría, que su cartel de súper-favoritos, les valdría para pasearse por la primera fase de la liguilla, pero ni mucho menos ha sido un camino de rosas para los organizadores. De hecho, lo que se dice ganar, ganar, tan solo lo lograron ante Noruega en el primer partido. Luego empataron a dos con Suiza, imponiéndose en los penaltis y perdieron ante sus vecinos de los EEUU por 5 a  3 el domingo, derrota que les ha obligado a verse las caras con Alemania. En juego el pasaporte para los cuartos de final donde aguarda la poderosa Rusia. 

Primer dato a destacar: titular en portería Roberto Luongo, -héroe local por militar con los Vancouver Canucks-, sustituyendo al defenestrado Martin Brodeur tras la derrota ante los estadounidenses. 

Los canadienses salieron volcados desde el saque inicial, mientras que  los germanos que dirige el que fuera campeón NHL con Colorado Avalanche Uwe Krupp, apenas lograban acertar con su primer pase saliendo de su zona defensiva.  Así, Michael Greiss portero teutón y actualmente suplente de Evgeni Nabokov en San José Sharks, tuvo que intervenir muy a menudo durante los primeros minutos de contienda.

Fruto de esa presión, Staal recibió un stick al rostro por parte de Christopher Schmidt. Primera ocasión para jugar en superioridad por lo tanto. Precisamente la primera línea que tan bien conoce Greiss –Heatley, Thornton y Marleau- sus tres compañeros de los Sharks,  le pusieron en serios apuros.  Gracias a sus intervenciones, los europeos no encajaron ningún gol a pesar de la inferioridad de dos minutos. 

Llegados al ecuador del primer periodo Heatley recogió un disco enviado en profundidad por Duncan Keith y tras rodear el marco de Greiss, encontró a Joe Thornton con un gran pase para que éste abriera el marcador a favor de los locales.

Canadá disfrutó de más ocasiones durante el resto del primer periodo, pero el gran trabajo del guardameta alemán hizo que los anfitriones no se marcharan con mayor ventaja llegados al primer descanso. 

El segundo periodo comenzó con dos oportunidades de la línea de Iginla-Crosby-Staal que volvieron a demostrar de nuevo, lo que le había venido costando a este equipo y hasta el momento, materializar sus ocasiones. 

Los canadienses ampliarían su ventaja  gracias a un gol de disparo violentísimo que necesitó de revisión de video para su concesión. Shea Weber consiguió perforar, literalmente la red del marco defendido por Michael Greiss a los 3:50  del segundo parcial. Prácticamente a continuación, los locales volverían a anotar por medio de Jarome Iginla aprovechando una situación de superioridad. El capitán de los Calgary Flames recogió un envío de Staal, tras rechace del portero para establecer el 3 a 0 en el luminoso en la pista de los Canucks. 

Los germanos no supieron aprovechar cuatro minutos consecutivos de superioridad, debido a sendas infracciones de Heatley y Niedermayer. Los equipos especiales defensivos de Canadá estuvieron realmente bien, destacando Marleau, Nash, Bergeron y Morrow, en el trabajo defensivo. Casi a continuación de recuperar al hombre excluido, Jarome Iginla conseguiría su segundo del partido de disparo preciso y precioso a la escuadra derecha del marco de Greiss, tras asistencias de Staal y Boyle. Alemania tenía que acusar este 4 a 0 en contra cuando aún no habíamos alcanzado el ecuador del encuentro. 

Una internada espectacular de Nash terminó con derribo ilegal y penalti. La pena máxima la tiraría Sidney Crosby,  pero Sid “The Kid” no pudo con el guante izquierdo de Greiss. 

Los alemanes respondieron a falta de 3 minutos y 26 segundos de la conclusión del parcial, en un gran envoltorio de Marcel Goc  sobre el marco de Luongo, batiendo al guardameta canadiense antes de que pudiera acudir a tapar su poste izquierdo.  Con 4 a 1 para Canadá se llegaría al final del segundo periodo. 

Tan solo había transcurrido un minuto y diez segundos del último periodo cuando Sidney Crosby mandó al fondo de la portería alemana, un extraordinario envió de Eric Staal. Era el 5 a  1 y Canadá ya se había desmelenado como bien se comprobó con una carga espectacular contra el cristal del capitán de los Dallas Stars Brendan Morrow, y el disparo al poste a continuación de Duncan Keith. 

Alemana sin capacidad de respuesta, veía como le llegaban en oleadas los canadienses. La media docena llegaría por medio de Mike Richards, con asistencias de Morrow y Toews. Curioso, tres capitanes de equipos (Philadelphia, Dallas y Chicago) fueron los que participaron en el sexto gol canadiense. 

Por apuntarse, se apuntó hasta Scott Niedermayer, veterano capitán de la hoja de arce, quien tras salir del banquillo de expulsados, se aprovechó del cansancio acumulado en las piernas de los alemanes y definió como un si hubiera estado finalizando manos-a-manos toda su carrera. El resultado ya era incluso cruel con los germanos: 7-1 

Estoy convencido que a más de uno de los presentes en el Canadá Hockey Place, le dio por pensar aquello de que quizá deberían guardarse alguno los canadienses para su compromiso de cuartos ante Rusia del miércoles… 

Con el 8 a 1 de Rick Nash, conseguido tras internarse a banda cambiada hasta circulo derecho de saque y colocarle el disco al palo contrario del portero, los más de 18.000 espectadores del “Garaje”, comenzaron a cantar el “We want Russia!” (¡Queremos a Rusia!), pensando ya en los cuartos del día siguiente. Cuidado con lo que se desea… 

Alemania anotaría su segundo a menos de un minuto para conclusión por medio de Manuel Klinge, dejando el resultado final en 8 a 2. Una lástima este final de torneo de los germanos tras las buenas maneas que mostraron al inicio –en juego al menos-,  a pesar de la derrota por 2 a 0 ante Suecia. 

Canadá tenía una cita con los rusos, -otra vez los rusos…- en los cuartos de final, en un encuentro que hoy por hoy, puede ser uno de los mayores espectáculos deportivos que haya en estos momentos. Mañana se lo contaremos…, como para perdérselo…

Rick Nash (CAN - #61) fue parte protagonista en la pesadilla de Greiss (GER- #1)

0 Responses to “Vancouver 2010: Canadá se quita la espina y Alemania paga los platos rotos”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Contra La Tanca, hockey sobre hielo español y internacional

Contra La Tanca, blog sobre el hockey hielo español, sin olvidar el internacional

RESULTADOS DEL FIN DE SEMANA (29 Y 30 DE ENERO Y 1 DE FEBRERO DE 2011)

Para consultar los resultados, seguir este enlace:

RESULTADOS

Estadísticas de jugadores

Para consultar los datos, seguir este enlace:

ESTADISTICAS

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6 seguidores

Archivos

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
Bitacoras, weblogs en español
Add to Technorati Favorites

A %d blogueros les gusta esto: